Siempre estoy frente a mi misma.


 

Buda decía: somos el resultado de nuestros pensamientos. Gandhi afirmaba que una persona no es más que el producto de lo que piensa.

 

-Pero si yo creo con el pensamiento y me esfuerzo  en tener pensamientos positivos, ¿porque se me manifiestan cosas desagradables en mi vida?

 Esto tiene mucho que ver con el iceberg de la personalidad, si asumimos que un 7% es el consciente y el otro 93 % restante es el insconsciente, estamos creando de forma inconsciente. Es como un barco enorme que va navegando a la deriva sin capitán, por mucho que un marinero (nuestra parte consciente) se dedique a remar en una dirección, nunca llegaremos a buen puerto. Por eso no merece la pena obsesionarse con controlar y seleccionar nuestros pensamientos porque nuestro inconsciente seguirá dominando nuestra vida.

Como decía Carl Jung Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tu lo llamaras destino. 

 

 Es decir, no tenemos ni idea de quién somos.

 

 Por eso los procesos de autoconocimiento, que no es otra cosa que bajar el nivel del mar y que mayor parte del iceberg salga a la superficie. La vida nos está llevando continuamente a ver quién somos.

 

 La vida nos provee de una herramienta muy potente para nuestro autoconocimiento que es el espejo de las relaciones humanas. Todas las personas con las que nos relacionamos y que aparecen en nuestras vidas son una parte de nosotros y nos están haciendo de espejo de quien somos. Ningún encuentro es casual, la vida siempre me está enseñando lo que tengo dentro de mí, aunque a veces no sea agradable.

 La vida siempre está mostrándome mis creencias inconscientes acerca de mi mismo, así que si inconscientemente no me valoro, se manifestaran fuera en el teatro de mi vida, múltiples personajes que no me valoren.

Todo lo que ocurre fuera es una manifestación de mi inconsciente y todo está relacionado conmigo.

 

 

 

 Por eso no tiene mucho sentido apartarse de unas personas u otras, porque al tratarse de tus manifestaciones inconscientes te volverás a encontrar con la  misma situación en otro formato, en otro escenario porque al fin y al cabo esa situación está en tu interior.

Si tú no te amas el mundo te devuelve rechazo y da igual la persona o el escenario. La vida en un infinito acto de amor te está poniendo delante de tu miedo al rechazo para que puedas abrazar esa parte de ti, abrazarla con ternura y trascenderla.

  En el principio de correspondencia postula que como es arriba es abajo, como es dentro es fuera. Que es lo mismo que decir que la vida es un espejo.

 La vida es un espejo de nuestros juicios y creencias, de nuestro inconsciente o de aquello que necesitamos para nuestra evolución y desarrollo.

 

Mientras no tomes consciencia de quién eres y no te preocupes por conocerte serás una marioneta dirigida por tu mente subconciente.

Conócete a ti mismo y toma las riendas de tu vida, empieza hoy el apasionante viaje de tu autoconocimiento.

¿Porqué conformarnos con sobrevivir si podemos tener una vida extraordinaria?

Cuando nos conectamos con nosotros mismos y nuestra esencia, empiezas a descubrir un sin fin de potencialidades dormidos dentro de ti. Tienes todo lo que necesitas para conseguir todo lo que quieres.

 

 

Mónica Moreno.