Año Nuevo, Vida Nueva.


Dice el refrán “Año Nuevo, Vida Nueva”, y es que al hacer balance de nuestra vida deseamos aprovechar el cambio de año como una oportunidad para abrir una nueva etapa más satisfactoria.  Podemos reinventárnos y empezar de nuevo.

Entonces nos planteamos nuestros propósitos de AÑO NUEVO.

lista de propositos

“Antes de que cualquier meta se cumpla… Primero fue un sueño”

A veces  nos quedamos sólo con nuestros sueños y no somos capaces de ir más allá, simplemente porque no creemos en nosotros mismos y nos llenamos de muchos miedos e inseguridades.

¿Son tus metas suficientemente importante para actuar como reto, hacerte trascender tus límites y descubrir tu verdadero potencial?Permítete soñar por un momento, piensa en lo que quieres de verdad en la vida.

Son nuestras decisiones -y no las circunstancias de la vida- las que determinan nuestro destino.

Todos nosotros estamos dotados con recursos innatos que nos permiten realizar todos nuestros sueños… y más.

¡Una vez tomada una decisión, mantente firme en ella!

Elige ahora mismo tus objetivos. Analiza a fondo todo lo que vale la pena para ti. Y elige el objetivo que más te inspire. Pon una fecha límite para su consecución y anota en una libreta por qué te es absolutamente necesario cumplir con esta fecha.

¿Qué podríamos hacer para acercarnos de una manera más efectiva a nuestras metas para el año nuevo?

A continuación encontraréis algunas técnicas que os pueden ayudar:

1.- Define adecuadamente tus objetivos. Es fundamental proyectarte y conocer la dirección que quieres tomar. Definir objetivos te pone en marcha, te enfoca, te ayuda a obtener recursos, a manejar nuevas opciones. Por tanto, haz una lista de aquellas metas que quieres alcanzar en los próximos meses. Aquello que supondría para ti una mejora en tu calidad de vida, lo que te haría estar más satisfecho y feliz.

¿Cómo puedes saber si los objetivos que te planteas tienen una alta probabilidad de llegar a buen término?

Te propongo hacer lo que se denomina un “filtrado de objetivos” basado en el acrónimo “MARTE”:

  • M MEDIBLE. ¿Cómo vas a medirlo? ¿Qué verás, oirás y sentirás cuando hayas alcanzado tu objetivo?
  • A ALCANZABLE. ¿Es realista? ¿Con qué recursos cuentas ahora mismo para alcanzar el objetivo? ¿Qué otros recursos tendrías que adquirir para conseguirlo? ¿Cómo podrías hacerlo?
  • R RELEVANTE. ¿Es importante y motivador? ¿Es importante para ti o lo estás haciendo bajo presión o por agradar o complacer a otros?
  • T TEMPORAL. ¿Qué plazos te vas a marcar para alcanzarlo?
  • E ESPECÍFICO y ECOLÓGICO ¿qué pasos concretos vas a dar? ¿Crees que conseguir este objetivo molestaría o dañaría a alguien de tu entorno? ¿En qué te va a beneficiar conseguir este objetivo?

 

2.- Una vez pasado el filtrado de objetivos, planteate la siguiente pregunta: ¿qué nivel de motivación real tengo para conseguir este objetivo? Puntúa tu motivación del 0 al 10. Si tu nivel de motivación es inferior al 7, deberías analizar si se trata de un objetivo que quieres conseguir o estás condicionado externamente de alguna manera para hacerlo.

3.- finalmente, haz tu plan de acción específico para los próximos meses con los pasos concretos a seguir.

 

¿Cómo te sentirías si, dentro de un año, hubieses conseguido cumplir todos tus objetivos? ¿Qué opinión tendrías de ti mismo? ¿Qué pensarías de la vida? Respondiendo a estas preguntas, encontrarás razones suficientes para querer satisfacer tus deseos. Un por qué importante te inspirará a cómo conseguirlo.

La perseverancia es un recurso más valioso aún que el talento , a fin de cuentas, nadie ha alcanzado nunca un objetivo con sólo estar interesado en él; hay que estar comprometido.

Cuando te propongas realizar tus nuevos sueños y encuentres obstáculos, recuerda: ¡ya has pasado por este tipo de dificultades y saliste ganador!

Todo empieza con un pensamiento, pero si no actúas y llevas adelante lo que te propones, no servirá de nada.

David O. Mckay decía que “Tus pensamientos son los arquitectos de tu destino” refiriéndose a la necesidad de sustituir los pensamientos automáticos negativos por otros pensamientos más constructivos y positivos. Es un buen comienzo, pero como comentábamos, no es suficiente si no se lleva a cabo el plan de acción ideado. Por este motivo, en Coaching identificamos los “saboteadores” o creencias limitántes que te impiden avanzar, a la vez que construimos una estructura y una estrategia destinadas para el éxito de tu proyecto personal.

En Alma de Coaching te ayudamos a idear tu plan de acción , te motivamos y apoyamos para que alcances tus metas.

No te quedes sólo con los sueños entiende que también puedes cumplirlos.
Los sueños no tienen límite, nuestra capacidad para cumplirlos tampoco.

Te deseamos feliz año nuevo!!!!

LOGO_ALMA

Mónica Moreno.