Lo siento. Pernadóme. Lo siento. Gracias.


El Ho’oponopono es un arte hawaiano muy antiguo de resolución de problemas.
Ho’oponopono significa “enmendar”, “corregir un error”.
Según esta filosofía, todo lo que aparece en nuestra vida es un pensamiento, una memoria, un programa funcionando (un error) y se presenta para darnos una oportunidad de soltar, de limpiar, de borrar.

 

 

Tal como nos enseña el Ho’oponopononuestros pensamientos crean nuestra realidad, ¿Sabías que el 90% de tus pensamientos son inconscientes? Y esto es lo que controla tus decisiones, opiniones, juicios, expectativas y temores; esto es lo que te impide alcanzar tu verdadero potencial y paz interior.

El Ho’oponopono es la tecla de borrar en el teclado de nuestra computadora. El objetivo de este proceso es esencialmente lograr la libertad, la completa libertad del pasado.

La base del Ho’oponopono es mirar dentro nuestro y asumir el 100% de la responsabilidad de las cosas que nos pasan.

Somos 100% responsables de las cosas que nos suceden y que esto es un camino difícil de caminar porque el intelecto es muy insistente, cuando un problema aparece, el intelecto tiende a buscar alguna persona o cosa a la que culpar. Nosotros seguimos buscando fuera de nosotros el origen de nuestros problemas, no percibimos que el origen esta dentro de nosotros mismos.

Ho’ oponopono no se enfoca en buscar culpables sino en limpiar todas las memorias inconscientes y emociones negativas que nos suceden en relación a ese problema.

La realidad que uno vive, es responsabilidad de uno, al margen de lo que suceda fuera, la emoción que se experimenta es propia.

Ho’oponopono puede aplicarse frente a cualquier situación que nos resulte desagradable. Puede ser un conflicto con otra persona, una emoción negativa (angustia, tristeza, ira, rencor), un problema laboral, una carencia material, etc.

Específicamente consiste en aplicar el perdón en todas aquellas circunstancias de nuestra vida que están en desarmonía, básicamente en las relaciones interpersonales, entonces asumimos nuestra responsabilidad de que eso no vaya bien.

En su forma más sencilla, la práctica de Ho’oponopono consiste en repetir mentalmente “Lo siento. Perdóname. Te amo. gracias” cuando vemos o experimentamos una situación que nos disgusta.

 “Lo siento. Perdóname. Te amo. Gracias”

Debemos decir estas palabras concretas en una situación que nos afecte, para que se produzca la sanación, la liberación de lo negativo, de lo que ensucia nuestra conciencia y limpiar la información toxica que vamos recibiendo.

Entonces usamos la frase:

“Lo siento .Perdóname. Te amo. Gracias”, varias veces y sintiéndolo realmente.

Cuando nosotros decimos “Lo siento” estamos reconociendo que algo (no importa saber el qué) penetró en nuestro sistema cuerpo/mente. Nosotros queremos el perdón interior por lo que nos trajo aquello. Al decir “Perdóname” no estamos pidiendo que nos perdonen, estamos pidiendo que nos ayude a perdonarnos. “Te amo” transmuta la energía bloqueada (que es el problema) en energía fluyendo, “Gracias” es la expresión de gratitud, nuestra fe en que todo será resuelto para el bien mayor de todos los involucrados.

Para que haya un cambio real en nuestras vidas debe haber un cambio emocional profundo en nuestras mentes y en nuestros corazones. No es muy realista creer que si aplicamos Ho’oponopono o cualquier otra técnica de manera mecánica o rutinaria, se producirán automáticamente cambios importantes en nuestra realidad.

Anímate a practicarlo con consciencia y borra todos los condicionamientos del pasado.

Como Coach, me gusta transmitir a mis coachees esta herramienta, ya que no verían resultados si no quitamos los obstáculos mentales que bloquean sus caminos, porque con ella, se puede clarificar la mente de bloqueos inconscientes, apegos, miedos, entre otros, despertando su mente en la búsqueda de sus sueños.

Cuando desees mejorar cualquier cosa en tu vida, hay sólo un lugar adonde buscar: dentro de ti. Cuando mires, hazlo con amor.

Gracias, Gracias, Gracias.

Mónica Moreno.