Magia es creer en ti.


 

“Hay dentro de cada uno de nosotros un mago que lo ve y lo sabe todo, el mago está más allá de los contrarios de luz y oscuridad, bien y mal, placer y dolor. Todo lo que el mago ve tiene sus raíces en el mundo invisible. La naturaleza refleja los estados de ánimo del mago. El cuerpo y la mente podrán dormir pero el mago vela permanentemente. Y es que es él, el mago interior quién tiene el poder de transformarte”- Deepak Chopra.

 

 

 

Pero, ¿qué quiere decir eso?.. ¿Yo también soy un mago?

Para los que no lo saben, el mago representa un arquetipo, representa nuestro ser espiritual.

Muchos de nosotros aún no sabemos que tenemos un Mago en nuestro interior y para encotrarlo,  el camino es la  alquimia, a partir del cual convertimos nuestro plomo en oro, es decir, empezamos o realizamos un proceso de cambio interior.

En este post  me gustaría compartir pequeños fragmentos de un libro que me fascinó. El libro lleva el nombre de: “El sendero del mago” de Deepak Chopra, si estás interesado en empezar a conocerte y quieres empezar a recorrer tu camino te invito a que sigas leyendo…

 

 

 

 

“En la cueva de cristal de cada corazón
siempre ha existido y existirá un mago
lo único que necesitas hacer
es entrar y escuchar.

El propósito de aprender de un mago
es encontrar a nuestro propio mago interior, a nuestro guía.
Una vez que lo encuentras
te encuentras a ti mismo”.

 

El Mago practica la alquimia para transformar. El mago es ese guía interior que nos enseña a ser libres y a llenarnos de amor para convertir sentimientos como el miedo o el sufrimiento, en paz y alegría.

 

Al inicio de este camino, para dar los primeros pasos, necesitamos la inocencia. Es decir, tenemos que librarnos de nuestra propia imagen y de todos los condicionamientos. Desaprender lo aprendido para mirar con ojos nuevos puesto que si miramos desde nuestro juicio, desde el ego y desde lo impuesto no podremos ver diferente. Lo mismo que el pájaro no ve los barrotes de su jaula porque toda ella es su mundo, nosotros no podemos ver desde nuestro mundo sin salir de él, sin desprendernos de todo lo que nos cubre.

 

El Mago existe sin ningún pensamiento, conectado con la conciencia pura, ese lugar dentro de sí mismo donde no hay límites, no hay tiempo, no hay esfuerzo, no hay muerte. Para el Mago nada de esto existe, por eso puede hacer magia y crear más allá de lo racionalmente posible. Para él, la sabiduría está viva, no se puede predecir, fluye con la naturaleza. El mago confía en la naturaleza, tiene fe en la fe.

Este renacer que proporciona la alquimia de la transformación interior, volviendo a la inocencia de no saber nada de lo que se creía saber, da un nuevo tipo de conocimiento. Y ese conocimiento es el que crea la abundancia, la paz, la inteligencia y la creatividad, todos ellos regalos del silencio. Un silencio donde prima el deseo de seguir en el camino.

 

El mago obtiene la fuerza necesaria para seguir del amor universal, de la creencia de pertenencia a un todo. Él sabe que entre las estrellas y él no hay distancia porque donde acaba el halo de luz y energía que desprenden los astros del universo, empieza su propia luz y energía, y todo ello hasta el infinito. El Mago no está sólo.  El Mago es eterno, vive por siempre y en todas las dimensiones, vive la realidad desde todas las perspectivas.

 

Para él las coincidencias no existen. Los acontecimientos del camino son sólo pistas del espíritu para llamar nuestra atención y provocar la experiencia necesaria hasta llegar al Santo Grial. Pero para llegar al cambio, para llegar a la transformación, otro de los pasos es reconocer. Lo malo, lo negativo, la sombra es sólo un opuesto que puede estar en equilibrio con la luz y ser fuente de riqueza. El Mago fluye, no se opone. Un Mago ha aprendido a vivir con la oposición de sus cualidades, vive la totalidad de su yo.

 

Y recuerda, lo que deseas se cumple. La intención que lleva a la acción se expresa en palabras. La magia del Mago es la magia de las palabras, por eso cada hechizo, cada conjuro lleva su palabra mágica. Cuando hablamos desde la inconsciencia, actuamos bajo la inconsciencia. Cada palabra lleva una intención, vigilemos esa intención y nuestras palabras tendrán el poder que deseamos.

No consideres inútil o equivocado ninguno de tus deseos algún día, todos se cumplirán.

Los deseos son semillas a la espera de la estación propicia para germinar.
De una semilla de deseo nacen Bosques enteros.

 

Y vive de “adelante hacia atrás”, un Mago vive el tiempo de adelante hacia atrás. Tu guía te puede llevar al futuro, a visualizar tus deseos en el tiempo, a creértelos y a crearlos y volver al presente para vivir la realidad como si ya fuera un hecho.

Esto es magia, vivir sin límites, sin tiempo.

 

Esto es magia, crear tu propia realidad.
Esto es magia ser quien quieres ser, decir lo que quieres decir, hacer lo que quieres que hacer
”- Deepak Chopra.

 

Espero que desde ahora aceptes que solamente tu… y nadie más que TÚ eres el único responsable para transformar tu vida. Tú eres el mago y la magia es creer en ti.

 

Mónica Moreno.