Me Quiero Incondicionalmente


Autor: http://masha.com/

Autor: http://masha.com/

No puedes vivir una vida positiva con una mente negativa. Voy a ponerlo en positivo…Para vivir una vida positiva necesitas pensar en positivo.

Muchas de las situaciones que vivimos como problemáticas o limitantes vienen provocadas por nuestra falta de autoestima. ¿Y qué es la autoestima? Es la imagen mental de nosotros mismos con la que nos identificamos.

Pero ¿qué es esto de una imagen mental? Es todo eso que te dices sobre ti misma, tus pensamientos sobre lo que te mereces y lo que no, tus creencias sobre qué puedes y qué no puedes hacer, esa voz mental que te acompaña y que a veces te critica y te limita.

La mayoría de estos pensamientos son inconscientes, llevan tanto tiempo contigo que tu mente los repite de manera automática, sin que seas consciente. “Eso no lo intentes, tú nunca has podido” “¿eres tonta? ¿por qué has dicho eso? “Van a pensar que no mereces la pena” “Ese trabajo no es para ti” “Nadie me va a querer”

¡Basta! Deja de ser tu peor enemigo y comienza a quererte.

La tarea no será fácil, esos pensamientos llevan contigo desde que eras un niñ@, tus experiencias provocaron en un momento que tú pensarás eso y desde entonces no has dejado de hacerlo…Hasta ahora, porque Hoy Has Decido Cambiar y Ser Tu Mayor Fan.

¿Cómo? Louise Hay nos trae el Juego del Espejo. ¿Cuántas veces al día te miras al espejo? Te propongo hacerlo de una manera diferente – consciente, mirándote a los ojos, sin juzgarte, sin condicionales, sin opiniones – y comprueba quién eres cuando no te criticas.

(Enfrente de un espejo)

(Respira profundamente)

(En voz alta…)

Te quiero

Te quiero incondicionalmente

(Tu nombre) te quiero incondicionalmente

(Chequea cómo te sientes. Se honest@ contigo mism@)

La persona que ves en el espejo, es la más importante de tu vida. La única capaz de dirigir el rumbo de su vida. Haz este ejercicio durante 7 días – 5 veces al día. No son más de 5 minutos en total, ¡no tienes excusas!

Y te dejo una reflexión ¿si no eres capaz de decirte a ti misma que te quieres…cómo les pides a otros que te lo digan?

Marta Gallego