No te necesito, te prefiero.


La posibilidad de elegir en el amor y seguir siendo los dueños de nosotros mismos”

Walter Riso.

 niña corazon

Cuando somos niños, aprendemos a movernos para cubrir las necesidades básicas, como son la seguridad, el afecto y el reconocimiento. Si la necesidad no ha sido cubierta, te perseguirá en tu edad adulta. Intentamos cubrir esa necesidad con estrategias. Dependemos del exterior para cubrirlas (como tú no te lo das, dependes del exterior para sentirte completo).Como resultado obtenemos una gran pérdida de energía y frustración.

A todo esto, se suma nuestra herencia cultural:

Nos hacen creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja y la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos dicen que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta.

Sólo siendo individuos con personalidad propia podremos tener una relación saludable.

Nos dicen que solo hay una fórmula para ser feliz, la misma para todos y los que escapan de ella están condenados a no ser felices

No nos dicen que estas fórmulas son equivocadas, que frustran a las personas, que podemos intentar otras alternativas.

Nadie nos va a contar esto, cada uno lo va a tener que descubrir solo. Y ahí, cuando estés muy enamorado de ti, vas a poder ser muy feliz y te vas a enamorar de alguien.

No te necesito, te prefiero. Lo sé, es duro y hace falta dejar muchas cosas atrás para pronunciar esas palabras. Entre otras cosas es necesario abandonar la cobardía y cubrirse de coraje, valentía y paciencia. Muchísima paciencia.

Paciencia para explicar que el hecho de preferirte es que puedo llegar a quererte y valorarte inmensamente más que si te necesito, porque eso significa que no necesito complementos para tapar mis carencias o mis defectos. Nadie en la vida tiene la responsabilidad de completar lo que me falta.

Con esto quiero decir que la única persona a la que necesitamos para vivir es a nosotros mismos. Y yo, en pleno derecho de usar mi libertad emocional, te elijo a ti para estar a mi lado y disfrutar el uno del otro.

No permitiré que los demás definan quien soy.  Entonces podré ser yo misma.

Porque si no amas con libertad es preferible no amar, pues la dependencia emocional destruye.

Porque el sentimiento de amor más fuerte es el amor hacia uno mismo. Porque, como dijo Perls:

“Yo soy Yo y Tú eres Tú. Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas y tú no estás en este mundo para cumplir las mías.

Yo soy yo… Un ser completo aún con mis carencias. Tú eres tú… Un ser completo aún con tus carencias.

Si nos encontramos y nos aceptamos, si somos capaces de no cuestionar nuestras diferencias y de celebrar juntos nuestros misterios podremos caminar el uno junto al otro, ser mutua, respetuosa, sagrada, y amorosa compañía en nuestro camino.

Tú eres tú. Yo soy yo. Si en algún momento o en algún punto nos encontramos, será maravilloso. Si no, no puede remediarse.

Falto de amor a mí mismo, cuando en el intento de complacerte me traiciono. Falto de amor a ti, cuando intento que seas como yo quiero en vez de aceptarte como realmente eres.

Tú eres tú. Y yo soy yo”.

Ámate a tí mismo tanto como necesitas ser amado.

Mónica Moreno.

te prefiero